Vinos divinos

Si hay algún país con una tradición milenaria en la producción de vino, ese no es otro que Grecia.

Larga tradición, pero una gran desconocida. No viene a la mente cuando se pregunta por países de referencia en el mundo vinícola.

Una posible razón es la baja producción que deja poco lugar a la salida de los vinos griegos fuera del país. Son unos grandes desconocidos que vale mucho la pena descubrir. Aunque se hacen vinos con variedades internacionales, más conocidas, la mayoría de productores apuestan por las variedades autóctonas. Se conocen alrededor de 300 que sólo se cultivan en Grecia. Si buscamos identidad de una región por el carácter de sus vinos, podemos apostar por las variedades griegas, sin lugar a dudas. Desde la blanca assyrtiko, sólo presente en la isla de Santorini, hasta las tintas xinomavro en el norte o agiorgitiko, en la península del Peloponeso.

En los últimos años, los productos griegos están volcados en dar a conocer sus vinos al resto del mundo, apostando por la identidad que les dan sus variedades, la diferenciación, vinos poco convencionales, más cercanos al terroir que vinos de regiones más conocidas, y sobretodo, la calidad, dejar el vino de gran producción por las pequeñas producciones, que permite conservar la tipicidad de un territorio.

En Vinatería Rosaluna, hemos seleccionado vinos de cuatro regiones griegas: 

   Un blanco de la variedad blanca más importante y rara, assyrtiko, de la isla volcánica de Santorini.

   Otro blanco de la zona de Tesalia, coupage de dos variedades roditis y batiki.

   Un tinto de una de las variedades tintas más conocidas, agiorgitiko, de la zona de Nemea en el Peloponeso

   Y un coupage de mavroudi y syrah, un tinto del norte, con más de diez meses de crianza.

Vinos de aperitivo o para acompañar platos de carne, un vino para cada ocasión.

Imágenes extraídas del site Wines Of Greece

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *